Month

July 2015

El edificio más sostenible de Europa

El edificio LUCIA de Valladolid es el más sostenible de Europa y el segundo de todo el mundo

El edificio LUCIA de Valladolid es el más sostenible de Europa y el segundo de todo el mundoA veces España consigue el primer puesto de ranking prestigiosos. Es el caso del edificio Lucía de la Universidad de Valladolid, que se ha convertido en el edificio de nueva construcción más sostenible de Europa y de todo el Hemisferio Norte, gracias a aspectos como el ahorro energético y el respeto por el medio ambiente. Solo es superado por el edificio PIXEL de Australia.

La Lanzadera Universitaria de Centros de Investigación Aplicada de la Universidad de Valladolid (UVa) cumple con todas las condiciones para ser referente mundial de edificio sostenible. Así lo han señalado el vicerrector de Infraestructuras del campus universitario, Luis Manuel Navas, y el responsable de la Unidad Técnica de Arquitectura de la UVa, Francisco Valbuena, al presentar las certificaciones internacionales que lo acreditan.

Eficiencia energética y arquitectura sostenible

Este edificio de la Universidad de Valladolid, levantado en el Campus Miguel Delibes, además de ser una infraestructura funcional y avanzada para la investigación científica aplicada es un edificio de referencia en eficiencia energética y arquitectura sostenible.

Una certificación de sostenibilidad representa una acreditación de calidad total del edificio en lo que respecta a los tres pilares de la sostenibilidad:

-El pilar Económico, encaminado a lograr bajos costes de consumo energético y de mantenimiento

-El pilar Ecológico, que representa el respeto al medio ambiente

-El pilar Social, que aborda la calidad ambiental interior y el confort de sus ocupantes.

De los diferentes métodos para evaluar el impacto ambiental de los edificios, el edificio LUCIA se ha sometido a dos:

-En el primero comprueban que se han tomado determinadas medidas, y puntúa y da “créditos” según el número de ellas utilizadas, certificación LEED.

-El segundo mide con parámetros concretos los resultados aplicándolos a los diversos impactos, certificación VERDE.

Certificación LEED

El sistema de certificación de sostenibilidad de edificios LEED, gestionada por el USGBC (United States Green Building Council) es el de mayor reconocimiento mundial, con 92 inmuebles certificados en España y más de 37.000 en todo el mundo, muchos de ellos emblemáticos.

Los diferentes niveles de certificación LEED: CERTIFIED, SILVER, GOLD y PLATINUM, se otorgan en función de lo bien ubicado, diseñado y construido que está un edificio en lo referente a ahorro energético y de agua, respeto al medio ambiente y cuidado del confort y salud de los ocupantes. Platinum, desde el punto de vista de la certificación, representa el más alto nivel que un edificio puede lograr.

LEED Platinum

EDIFICIO PixelEl Edificio LUCIA, con 98 puntos ha obtenido la máxima puntuación LEED Platinum de un edificio de nueva construcción de toda Europa y de todo el hemisferio Norte (incluido Estados Unidos, que es la cuna de la certificación LEED, con más de 29.000 edificios certificados solo en ese país), y la segunda mayor calificación LEED Platinum de todo el mundo, solo superada por el edificio PIXEL de Australia, según la empresa responsable de la certificación, Vega Ingeniería.

El resultado (4,52 sobre 5) indica que difícilmente podría haber sido superado el registro final.

El edificio reduce en un 31% el inevitable agotamiento de recursos no renovables diferentes de la energía primaria que toda edificación conlleva, y en más de un 90% los impactos de la edificación respecto al cambio climático, la pérdida de la fertilidad del suelo, la emisión de productos foto-oxidantes y agotamiento de energía primaria no renovable.

Reduce en lo máximo posible, un 100%, el daño que la edificación implica en la vida acuática, el agotamiento de las aguas potables y la generación de residuos peligrosos. Todo ello garantizando la salud y el bienestar para los usuarios, según unos criterios de valoración convenidos que aplican parámetros numéricos a aspectos sensitivos, y con costes económicos muy reducidos.

En la actualidad, el edificio está siendo monitorizado mediante contadores de energía en la caldera, el cogenerador, la enfriadora, la máquina de absorción y el ACS (valores de energía acumulada, caudal instantáneo, potencia…); contadores de agua de ACS, climatización, reciclada…(mediante contaje de pulsos); o mediante 97 analizadores de redes distribuido por el edifico (energía activa, reactiva, aparente, tensiones de fase, frecuencia…), que permiten controlar los niveles de ahorro energético, de consumo y de confort interior.

Publicado por Energy News